Sus profundas raíces mediterráneas se manifiestan en una visión muy personal de la mujer y la naturaleza, buscando la armonía entre las diferentes vertientes pictóricas. Su huella es un toque momentáneo dentro de la obra, inspirado por las circunstancias de cada instante que determinan la técnica o los elementos a utilizar.

Formación artística en la academia de dibujo y pintura de Carmen Alquezar y en la Escuela de Arte de Tarragona. Realiza sus trabajos con diferentes técnicas y materiales, integrando en las obras pintura acrílica, aceites, papeles y materiales textiles que le permiten crear volúmenes.

La obra se caracteriza por una profusión de colores vivos que conforman un universo visual muy atractivo, impregnadas de una atmósfera onírica y enmarcadas en paisajes infinitos y evanescentes donde se presenta la figura femenina como protagonista.

Son obras llenas de emociones: historias que emiten siempre un mensaje positivo de un mundo a soñar, un universo idílico -con cierta ingenuidad- dominado por un cromatismo exaltado presidido por el sentido estético de la belleza.

Algunos comentarios de visitantes a sus exposiciones:

  • “¿Qué sensibilidad! Debe ser una persona muy especial para conseguir tanta ternura en sus obras.”
  • “Como cambia la obra al natural! Poder ver estos colores es magnífico. Qué vida, que femenina, es alma pura!”
  • “¿Qué pasa? Chagall ha resucitado?”
  • “Te cuelgas uno de estos cuadros, cualquiera, en la habitación y cada día encuentras cosas nuevas. Te relajan, te hacen soñar.”
  • “Sus obras son como cuentos! Son puertas abiertas a otro mundo.”
  • “Pon rostro de mujer a las emociones, haciendo sencillo lo que es complicado.”
  • “¿Qué trabajo más firme! Unos collages interesantes y muy bien integrados. No es nada fácil y le sale muy bien.”